Segunda mano: una forma de economía colaborativa

La compra-venta de segunda mano nos permite consumir de un modo más inteligente.

El mundo está cambiando y la forma en la que consuminos también. Se está creando un nuevo modelo de economía, el Consumo Colaborativo, que intenta ser más acorde a la realidad económica, social y medioambiental que vivimos en la actualidad.

Dentro de un sistema capitalista, el consumo es el motor que hace crecer la economía de un país. Gracias a la Revolución Industrial, se hizo posible que pudiésemos fabricar bienes a una velocidad que jamás hubiéramos imaginado. Empezaron a aparecer nuevos productos y a crearse excedentes; aparecieron las grandes superficies e hizo acto de presencia la publicidad, repitiéndonos el “mantra” de que nuestro objetivo es consumir. Y así fue; el consumo empezó a crecer y con ello la economía. Pero la mayoría de las veces consumimos sin verdadera necesidad, seducidos por la publicidad, llenándonos de “trastos” que no llegaremos a usar. Y ahí, hasta ahora, sólo había 2 opciones: acumular o tirar a la basura; ninguna de ellas buena.

Con la aparición de internet y la posterior revolución tecnológica empezaron a aparecer plataformas que ponían en contacto a personas que querían intercambiar bienes y servicios: surgió la economía colaborativa. Ella viene a solucionar varios problemas que empezaban a ser evidentes.

  • Por un lado el problema medioambiental: seguir produciendo a ese ritmo acabaría por agotar los recursos naturales. La Tierra es un planeta finito, de recursos limitados. Y seguir desechando los productos que no utilizamos también generaría una cantidad de residuos cuya eliminación influiría negativamente en los niveles de contaminación.
  • Por otro lado soluciona el problema de la falta de espacio. Cuando ya no utilizamos algo y otra persona lo necesita, ¿por qué no desprendernos de ello haciendo un intercambio de bienes o una venta de segunda mano? Antes no podíamos porque no podíamos conocer la necesidad de esa persona, pero ahora las plataformas que existen, como los portales de anuncios, nos permiten saberlo.
  • Y además nos ayuda a consumir de manera inteligente. ¿Por qué voy a gastar más dinero en un producto nuevo si alguien me vende uno en perfectas condiciones a un menor precio? El control lo pasan a tomar los consumidores; son ahora ellos los que deciden.

Los consumidores toman el control.

Gracias a todas estas plataformas, los consumidores se han vuelto mucho más libres a la hora de tomar decisiones sobre los bienes que adquieren. Pueden acudir a la compra-venta de segunda mano a través de los portales de anuncios, intercambiar bienes, formar parte de los bancos de tiempo, intercambiar casa con otro usuario para viajar, compartir coche y gastos en los desplazamientos, acudir al crowfounding para financiar un proyecto… y así un largo etcétera.

Es una nueva revolución, una nueva era que nos simplifica la vida la vida, nos permite ahorrar, conocer gente y además es amigable con el planeta. ¿Qué más se puede pedir?

Anímate a formar parte de esta revolución. Todo son ventajas. Y si quieres empezar a lo grande usa nuestro servicio: somos el agregador de anuncios clasificados líder en España.

 

 

Artículo
Nombre del artículo
Segunda mano: una forma de economía colaborativa
Descripción
La segunda mano nos permite consumir de un modo más inteligente, vendiendo lo que no usamos y comprando a menor precio.
Autor

Dejar un commentario

Por favor introduce tu nombre. Por favor introduce un correo electrónico válido. Por favor agrega un comentario.